moxifloxacin 400 mg/250 mL-sodium acet,sul-water intravenous piggyback

Cargando...

Esta fotografía es un ejemplo de este medicamento.

Nombre del medicamento

Nombre genérico:
Moxifloxacina - inyección

Marca de fábrica común name(s):
Avelox

Advertencia

Los antibióticos quinolónicos (incluyendo la moxifloxacina) pueden causar daños graves y potencialmente permanentes a los tendones (por ejemplo, tendinitis, ruptura de tendones), problemas con los nervios en los brazos y las piernas (neuropatía periférica) y problemas en el sistema nervioso. Busque atención médica de urgencia si presenta cualquiera de los siguientes síntomas: dolor/entumecimiento/ardor/hormigueo/debilidad en brazos/manos/piernas/pies, cambios en cómo siente el tacto/dolor/temperatura/vibraciones/posición corporal, dolor de cabeza intenso/persistente, cambios en la vista, temblores, convulsiones, cambios mentales/anímicos (por ejemplo, agitación, ansiedad, confusión, alucinaciones, depresión, pensamientos suicidas raros).

El daño en los tendones puede ocurrir durante o después del tratamiento con este medicamento. Si presenta dolor o hinchazón en articulaciones/músculos/tendones, detenga el ejercicio, descanse y busque atención médica de urgencia. Su riesgo de presentar problemas con los tendones será mayor si tiene más de 60 años, si está tomando corticosteroides (por ejemplo, prednisona), o si ha recibido un trasplante de riñón, corazón o pulmón.

Este medicamento puede empeorar una determinada afección muscular (miastenia gravis). Informe inmediatamente a su médico si presenta un episodio nuevo o agravación de debilidad muscular (como párpados caídos, andar inestable) o dificultad respiratoria.

Hable con su médico de los riesgos y beneficios de tomar este medicamento.

Usos

Este medicamento se usa para tratar una variedad de infecciones bacterianas. La moxifloxacina pertenece a una clase de fármacos conocidos como antibióticos quinolónicos. Su acción consiste en detener el crecimiento bacteriano. La inyección de moxifloxacina se usa cuando por alguna razón no se puede recibir el medicamento por vía oral.

Modo de empleo

Lea la Guía del medicamento y, si está disponible, el Folleto de información para el paciente que su farmacéutico le facilita antes de empezar a usar moxifloxacina y cada vez que renueve su receta. Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.

Este medicamento se administra inyectándolo en una vena, siguiendo las indicaciones de su médico, por lo general una vez al día. No lo inyecte en la piel o en un músculo. Adminístrelo durante más de 60 minutos. Su ritmo cardíaco puede aumentar si se administra el medicamento demasiado rápido. Si se siente mareado informe de inmediato a su profesional sanitario.

La dosificación y la duración del tratamiento dependerán de su afección y respuesta al tratamiento. Tan pronto como le sea posible recibir medicamentos por vía oral, su médico cambiará su antibiótico a uno que pueda tomar por vía oral.

Si usted se está inyectando este medicamento en casa, aprenda de su profesional sanitario todas las instrucciones de preparación y uso. Antes de usar este producto, verifique visualmente que no contenga partículas ni presente decoloración. En cualquiera de estos casos, no use el líquido. Aprenda a guardar y desechar prudentemente los materiales médicos.

Beba muchos líquidos mientras usa este medicamento, a menos que su médico le dé otras indicaciones. Si no puede tomar líquidos por vía oral, se los administrarán por vía intravenosa.

Para recibir el mayor efecto, tome este antibiótico a intervalos de tiempo regulares. Para que le sea más fácil recordar, tome este medicamento en el mismo horario cada día.

Use este medicamento hasta terminar toda la cantidad recetada, aunque los síntomas desaparezcan unos días después de empezarlo. Suspenderlo prematuramente puede provocar una recaída de la infección.

Informe a su médico si su afección persiste o empeora.

Efectos secundarios

Consulte también la sección de Advertencia.

Puede causar dolor/enrojecimiento/hinchazón en el sitio de inyección, náuseas, diarrea, dolor de cabeza, debilidad, mareos, aturdimiento o dificultad para dormir. Informe lo antes posible a su médico o farmacéutico si cualquiera de estos efectos persiste o empeora.

Recuerde que su médico le ha recetado este medicamento porque ha determinado que el beneficio para usted es mayor que el riesgo de sufrir los efectos secundarios. Mucha gente que usa este medicamento no presenta efectos secundarios graves.

Notifique de inmediato a su médico si presenta cualquier efecto secundario grave, incluyendo:

  • moretones/sangrado inusuales
  • signos de una nueva infección (por ejemplo, fiebre nueva/persistente, dolor de garganta persistente)
  • signos de problemas renales (por ejemplo, cambios en el volumen de orina)
  • signos de un problema hepático (por ejemplo, cansancio inusual, dolor estomacal/abdominal, náuseas/vómitos persistentes, ojos/piel amarillentos, orina oscura)

Busque atención médica de urgencia si presenta cualquier efecto secundario muy grave, incluyendo:

  • mareos intensos
  • desmayos
  • ritmo cardíaco acelerado/irregular
  • signos de desgarro/rotura en el vaso sanguíneo principal llamado la aorta (dolor en el abdomen/pecho/espalda repentino/intenso, tos, falta de aliento)

El uso de este medicamento durante períodos prolongados o reiterados puede causar candidiasis oral o una nueva infección vaginal por hongos. Consulte a su médico si nota manchas blancas en la boca, cambios en la secreción vaginal u otros síntomas nuevos.

Rara vez, este medicamento puede causar una afección intestinal grave (diarrea por Clostridium difficile) causada por un tipo de bacteria resistente. Esta afección puede producirse durante el tratamiento o semanas, incluso meses, después de haberlo terminado. Informe inmediatamente a su médico si presenta:

  • diarrea persistente
  • dolores/calambres abdominales o estomacales
  • sangre/mucosidad en las heces

No use antidiarreicos ni medicamentos opioides si presenta cualquiera de los síntomas antes mencionados, ya que pueden empeorarlos.

Rara vez ocurre una reacción alérgica muy grave a este medicamento. Sin embargo, busque atención médica de urgencia si nota cualquier síntoma de una reacción alérgica grave, incluyendo:

  • erupción cutánea
  • picazón/inflamación (especialmente en la cara/lengua/garganta)
  • mareos intensos
  • dificultad para respirar

Esta no es una lista completa de los posibles efectos secundarios. Comuníquese con su médico o farmacéutico si nota otros efectos no mencionados anteriormente.

En los Estados Unidos -

Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a la FDA al 1-800-FDA-1088 o en www.fda.gov/medwatch.

En Canadá - Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a Salud Canadá (Health Canada) al 1-866-234-2345.

Precauciones

Consulte también la sección de Advertencia.

Antes de usar moxifloxacina, informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a ésta, a otras quinolonas (por ejemplo, ciprofloxacina, levofloxacina), o si padece de cualquier otra alergia. Este producto podría contener ingredientes inactivos que pueden causar reacciones alérgicas u otros problemas. Consulte a su farmacéutico para obtener más información.

Antes de usar este medicamento, informe a su médico o farmacéutico acerca de su historial médico, especialmente acerca de:

  • diabetes
  • problemas cardíacos (por ejemplo, ataque cardíaco reciente)
  • problemas en articulaciones/tendones (por ejemplo, tendinitis, bursitis)
  • enfermedad hepática
  • trastornos mentales/anímicos (por ejemplo, depresión)
  • miastenia gravis
  • problemas nerviosos (por ejemplo, neuropatía periférica)
  • convulsiones
  • afecciones que aumentan su riesgo de sufrir convulsiones (por ejemplo, lesión en cerebro/cabeza, tumores cerebrales, aterosclerosis cerebral)
  • problemas vasculares (por ejemplo, aneurisma u obstrucción de la aorta o de otros vasos sanguíneos, endurecimiento de las arterías)
  • presión arterial alta
  • determinadas afecciones genéticas (síndrome de Marfan, síndrome de Ehlers-Danlos)

La moxifloxacina puede causar una afección que altera el ritmo cardíaco (prolongación del intervalo QT). Con poca frecuencia, la prolongación del intervalo QT puede resultar en un ritmo cardíaco rápido/irregular grave (rara vez mortal) y en otros síntomas (por ejemplo, mareos intensos, desmayos) que requerirán atención médica de urgencia.

El riesgo de presentar prolongación del intervalo QT puede aumentar si sufre de ciertas afecciones médicas o si está tomando otros medicamentos que pueden causar la prolongación del intervalo QT. Antes de usar moxifloxacina, informe a su médico o farmacéutico acerca de todos los fármacos que toma y si presenta cualquiera de las siguientes afecciones:

  • ciertos problemas cardíacos (insuficiencia cardíaca, ritmo cardíaco lento, prolongación del intervalo QT en el ECG)
  • antecedentes familiares de ciertos problemas cardíacos (prolongación del intervalo QT en el ECG, muerte súbita cardíaca)

Los niveles bajos de potasio o magnesio en la sangre también pueden aumentar su riesgo de presentar prolongación del intervalo QT. El riesgo puede ser mayor si usa ciertos fármacos (por ejemplo, diuréticos) o si sufre de ciertas afecciones médicas, como sudoración intensa, diarrea o vómitos. Hable con su médico sobre el uso prudente de moxifloxacina.

En raras ocasiones, este medicamento puede causar cambios importantes en sus niveles de azúcar en la sangre, especialmente si padece de diabetes. Revise regularmente sus niveles de azúcar según las indicaciones y comparta los resultados con su médico. Esté alerto a la aparición de síntomas de niveles altos de azúcar en la sangre, incluyendo aumento de la sed y del volumen de orina. También esté atento a la aparición de síntomas de niveles bajos de azúcar en la sangre como sudoración repentina, temblores, ritmo cardíaco acelerado, hambre, visión borrosa, mareos, hormigueo en manos/pies. Es una buena idea llevar pastillas o gel de glucosa para tratar los niveles bajos de azúcar. Si no tiene estas fuentes fiables de glucosa, puede aumentar sus niveles de azúcar en la sangre ingiriendo una fuente de rápida absorción de azúcar, tal como azúcar de mesa, miel, un caramelo, o tomar jugo de fruta o una bebida gaseosa no dietética. Informe de inmediato a su médico acerca de esta reacción y del uso de este producto. Para ayudar a prevenir los niveles bajos de azúcar en la sangre, tome sus comidas en horarios regulares y no omita ninguna. Es posible que su médico necesite cambiarle de antibiótico o ajustar sus medicamentos para la diabetes si se produce alguna reacción.

Este medicamento puede causar mareos. El alcohol o la marihuana (cannabis) pueden causarle más mareos. No maneje, use maquinaria ni lleve a cabo ninguna actividad que requiera estar alerta, hasta estar seguro de poder realizar estas actividades sin peligro. Limite su consumo de bebidas alcohólicas. Hable con su médico si está usando marihuana (cannabis).

Este medicamento puede aumentar la sensibilidad al sol. Limite el tiempo que pasa al sol. Evite las camas y lámparas solares. Cuando esté al aire libre, use crema con protección solar y ropa protectora. Informe inmediatamente a su médico si se quema al sol o si tiene ampollas/enrojecimiento en la piel.

La moxifloxacina puede reducir la eficacia de las vacunas elaboradas con bacterias vivas (por ejemplo, la vacuna contra la tifoidea). Mientras tome este medicamento no reciba inmunizaciones/vacunas a menos que su médico se lo indique.

Antes de someterse a una cirugía, informe a su médico o dentista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con o sin receta y los productos herbales).

Los niños pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este medicamento, especialmente a problemas en articulaciones/tendones.

Las personas de edad avanzada corren un mayor riesgo de presentar problemas de tendones (especialmente si también están tomando corticosteroides como prednisona o hidrocortisona), prolongación del intervalo QT y desgarro/rotura repentino del principal vaso sanguíneo (aorta).

Durante el embarazo, sólo use este medicamento cuando sea claramente necesario. Hable con su médico acerca de los riesgos y los beneficios.

No se sabe si este medicamento pasa a la leche materna. Consulte a su médico antes de amamantar.

Interacciones con otros medicamentos

Lea también la sección de Advertencia y la de Precauciones.

Las interacciones medicamentosas pueden cambiar la acción de sus medicamentos o aumentar su riesgo de sufrir efectos secundarios graves. Este documento no menciona todas las posibles interacciones entre medicamentos. Lleve consigo una lista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con receta, sin receta y productos herbales) y compártala con su médico y farmacéutico. No empiece, suspenda ni cambie la dosificación de ningún medicamento sin la aprobación de su médico.

Algunos productos que pueden interactuar con este medicamento incluyen:

  • anticoagulantes (por ejemplo, acenocumarol, warfarina)
  • estroncio

Además de la moxifloxacina, muchos otros medicamentos pueden afectar el ritmo cardíaco (prolongando el intervalo QT), incluyendo, entre otros, amiodarona, dofetilida, procainamida, quinidina, sotalol, ziprasidona.

Aunque la mayoría de los antibióticos probablemente no afecten a los anticonceptivos hormonales como las píldoras, el parche o el anillo, algunos antibióticos (por ejemplo, rifampina, rifabutina) pueden reducir su eficacia. Esto podría resultar en un embarazo. Si usa anticonceptivos hormonales, consulte al médico o al farmacéutico para más información.

Sobredosis

En caso de presentar síntomas graves de sobredosis, como pérdida del conocimiento o dificultades para respirar, llame al 911. Para situaciones menos urgentes, llame inmediatamente a un centro de control de intoxicaciones. Los residentes de EE.UU. pueden llamar a su centro local de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222. Los residentes de Canadá pueden llamar a un centro provincial para el control de intoxicaciones.

Notas

Periódicamente deben realizarse análisis de laboratorio y/o pruebas médicas (por ejemplo, pruebas de función hepática, hemogramas completos, glucosa en la sangre), para supervisar su evolución o detectar efectos secundarios. Consulte a su médico para obtener más información.

Dosis omitida

Para beneficiarse al máximo de este medicamento es importante recibir cada dosis según las indicaciones de su médico. Si omite una dosis, comuníquese de inmediato con su médico o farmacéutico para establecer un nuevo horario de dosificación. No duplique la dosis para ponerse al día.

Conservación

Lea las instrucciones del producto y consulte a su farmacéutico para obtener información acerca del almacenamiento de este medicamento. Mantenga todos los medicamentos fuera del alcance de los niños y las mascotas.

No deseche medicamentos en el inodoro ni en el desagüe a menos que se lo indiquen. Deseche apropiadamente este producto cuando se cumpla la fecha de caducidad o cuando ya no lo necesite. Consulte a su farmacéutico o a su compañía local de eliminación de desechos para obtener más información.

Nota importante

CÓMO USAR ESTA INFORMACIÓN: Este es un resumen y NO contiene toda la información disponible de este producto. Esta información no garantiza que este producto sea seguro, eficaz o apropiado para usted. Esta información no es una consulta médica individualizada y no pretende sustituir la opinión médica de su profesional sanitario. Siempre consulte a su profesional sanitario para obtener información más completa sobre este producto y sus necesidades sanitarias específicas.

Última actualización febrero 2019.

Tomado de NATIONAL DRUG DATA FILE (NDDF) la información incluida tiene la autorización y los derechos de autor de First Databank, Inc., 2019. Este material con derechos de autor fue descargado de un proveedor de información autorizado.

La presente información tiene como objetivo suplementar, no substituir, la experiencia y la opinión de su profesional de la salud. Debe consultar con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento, cambiar su dieta alimenticia o comenzar o discontinuar cualquier tratamiento.