hydrocodone 5 mg-ibuprofen 200 mg tablet

Cargando...

Esta fotografía es un ejemplo de este medicamento.

Nombre del medicamento

Nombre genérico:
Hidrocodona/ibuprofeno - oral

Marca de fábrica común name(s):
Vicoprofen

Advertencia

El medicamento hidrocodona/ibuprofeno supone un riesgo de uso excesivo y adicción, lo cual puede llevar a una sobredosis y la muerte. El medicamento hidrocodona/ibuprofeno puede causar problemas respiratorios graves, potencialmente mortales. Para reducir el riesgo, el médico debe indicarle que tome la dosis más baja de hidrocodona/ibuprofeno que sea eficaz durante el menor tiempo posible. Consulte también la sección Modo de empleo para obtener información sobre la adicción.

El riesgo de presentar problemas respiratorios graves es mayor cuando se empieza a tomar este medicamento y después de un aumento de dosis, o si toma la dosis/potencia incorrecta. Tomar este medicamento junto con alcohol o con otros medicamentos que pueden causar somnolencia o problemas respiratorios podría causar efectos secundarios muy graves, incluso la muerte. Además, otros medicamentos pueden afectar la eliminación de hidrocodona/ibuprofeno de su organismo, lo cual podría afectar la eficacia de hidrocodona/acetaminofeno. Asegúrese de saber cómo tomar hidrocodona/ibuprofeno y qué otros fármacos debe evitar cuando lo tome. Consulte también la sección de Interacciones con otros medicamentos. Busque atención médica de urgencia si presenta cualquiera de los siguientes efectos secundarios muy graves: respiración lenta/superficial, aturdimiento inusual, somnolencia/mareos intensos, dificultades para despertarse.

Guarde este medicamento en un lugar seguro para evitar su robo, mal uso o abuso. Si alguien accidentalmente ingiere este fármaco, busque atención médica de urgencia.

En raras ocasiones, el otro ingrediente de este medicamento, el ibuprofeno, puede causar una grave (raras veces mortal) hemorragia estomacal o intestinal. También, en raras ocasiones, los fármacos antiinflamatorios no esteroides (incluyendo ibuprofeno) pueden aumentar el riesgo de sufrir ataques cardíacos o derrames cerebrales. Este efecto puede presentarse en cualquier momento mientras toma este medicamento, pero es más probable que se presente si lo toma durante mucho tiempo. El riesgo podría ser mayor si padece enfermedad cardíaca o si tiene un mayor riesgo de padecer enfermedad cardíaca (por ejemplo, debido al hábito de fumar, antecedentes familiares de enfermedad cardíaca, o afecciones como presión arterial alta o diabetes). No tome este medicamento justo antes ni justo después de una derivación aortocoronaria (CABG, por sus siglas en inglés). Hable con su médico o farmacéutico acerca de los riesgos y los beneficios del tratamiento con este medicamento, así como del uso de otras posibles opciones de tratamiento.

Suspenda el uso de este medicamento y busque atención médica de urgencia si presenta cualquiera de los siguientes efectos secundarios que rara vez ocurren pero son muy graves: dolor de pecho, mareos intensos, debilidad en un lado del cuerpo, cambios en la vista, hablar arrastrando las palabras, heces negras, dolor estomacal/abdominal intenso, vómito con aspecto de café molido. Consulte también la sección de Precauciones.

Antes de usar este medicamento, las mujeres en edad fértil deben consultar con su médico acerca de los beneficios y riesgos (por ejemplo, aborto espontáneo, dificultades para quedar embarazada). Informe a su médico si está embarazada o si tiene intención de estarlo. Durante el embarazo, sólo use este medicamento cuando sea claramente necesario. Se desaconseja usarlo durante el primer y último trimestre de embarazo debido a la posibilidad de daño fetal y de interferencia con el parto/alumbramiento natural. Si debe usarse este medicamento, para disminuir el riesgo, tome la dosis eficaz más baja por el menor tiempo posible. Los bebés cuyas madres usaron este medicamento durante un periodo prolongado pueden desarrollar síntomas de abstinencia agudos (potencialmente mortales). Informe a su médico inmediatamente si nota cualquier síntoma en su bebé recién nacido como llanto persistente, respiración lenta/superficial, irritabilidad, temblores, vómitos, diarrea, no se alimenta bien o dificultades para aumentar de peso.

Usos

Este medicamento combinado se usa durante un período corto (generalmente menos de 10 días) para ayudar a aliviar el dolor moderado a intenso. Contiene hidrocodona (un opioide analgésico) e ibuprofeno (un antiinflamatorio no esteroide o "AINE"). La hidrocodona actúa en el cerebro para cambiar cómo su cuerpo se siente y responde al dolor. El ibuprofeno reduce el dolor y la fiebre.

Se desaconseja administrar este producto a niños menores de 6 años de edad, debido a un mayor riesgo de presentar efectos secundarios graves (por ejemplo, respiración lenta/superficial).

Este medicamento no está indicado para tratar afecciones crónicas (por ejemplo, artritis).

Modo de empleo

Lea la Guía del medicamento que su farmacéutico le ofrece, antes de usar este medicamento y cada vez que renueve su receta. Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.

Tome este medicamento por vía oral, según las indicaciones de su médico, generalmente cada 4 a 6 horas según lo necesite. Tómelo con un vaso de agua (240 mililitros u 8 onzas), a menos que su médico le dé otras indicaciones. No se recueste durante al menos 10 minutos después de tomar este medicamento. Puede tomarlo con o sin alimentos. Si le produce náuseas, le puede ayudar tomarlo con alimentos. Consulte a su médico o farmacéutico acerca de alternativas para disminuir las náuseas (por ejemplo, recostarse durante 1 ó 2 horas con movimientos mínimos de cabeza).

La dosificación dependerá de su afección médica y respuesta al tratamiento. Para reducir el riesgo de sangrado estomacal y de otros efectos secundarios, tome la dosis eficaz más baja de este medicamento durante el menor tiempo posible. No aumente la dosis, no tome el medicamento con más frecuencia ni por más tiempo de lo recetado. Suspenda correctamente el uso del medicamento cuando se le indique. El fabricante recomienda no tomar más de 5 pastillas en un período de 24 horas.

Los medicamentos para el dolor son más eficaces si se usan en cuanto aparecen los primeros signos de dolor. Si deja que el dolor aumente, es posible que el medicamento no sea tan eficaz. También siga las indicaciones de su médico o farmacéutico acerca del uso prudente de otros analgésicos no narcóticos (por ejemplo, acetaminofeno).

La suspensión repentina de este medicamento puede causar síntomas de abstinencia, especialmente si lo usó durante mucho tiempo o en dosis altas. Para prevenir la abstinencia, es posible que su médico disminuya su dosis lentamente. Informe inmediatamente a su médico o farmacéutico si presenta síntomas de abstinencia, como inquietud, cambios mentales/anímicos (incluyendo ansiedad, dificultad para dormir, pensamientos suicidas), ojos llorosos, secreciones nasales, náuseas, diarrea, sudoración, dolores musculares o cambios repentinos en el comportamiento.

Cuando se usa durante un período prolongado, este medicamento puede perder su eficacia. Si siente que el efecto del medicamento disminuye, informe a su médico.

Aunque este medicamento ayuda a muchas personas, puede causar adicción. El riesgo podría ser mayor si tiene un trastorno de adicción (por ejemplo, consumo excesivo de fármacos/drogas/alcohol o adicción a dichas sustancias). Tome este medicamento exactamente como se lo recetaron para reducir el riesgo de adicción. Consulte a su médico o farmacéutico para obtener información adicional.

Informe a su médico si el dolor persiste o empeora.

Efectos secundarios

Consulte también la sección de Advertencia.

Puede causar malestar estomacal, náuseas, vómitos, estreñimiento, mareos, aturdimiento o somnolencia. Informe lo antes posible a su médico o farmacéutico si cualquiera de estos efectos persiste o empeora.

Para evitar el estreñimiento, consuma fibra alimentaria, beba suficiente agua y haga ejercicio. También es posible que tenga que tomar un laxante. Pregunte a su farmacéutico qué tipo de laxante es el mejor para usted.

Si está sentado o recostado, levántese despacio para minimizar los mareos y el aturdimiento.

Recuerde que su médico le ha recetado este medicamento porque ha determinado que el beneficio para usted es mayor que el riesgo de sufrir los efectos secundarios. Mucha gente que usa este medicamento no presenta efectos secundarios graves.

Informe de inmediato a su médico si presenta cualquier efecto secundario grave, incluyendo:

  • fácil aparición de moretones/sangrado
  • ritmo cardíaco acelerado/fuerte
  • dificultad/dolor al tragar
  • cambios mentales/anímicos (por ejemplo, agitación, confusión, alucinaciones)
  • dificultad para orinar
  • signos de que las glándulas suprarrenales no estén funcionando (por ejemplo, falta de apetito, cansancio inusual, pérdida de peso)
  • síntomas de insuficiencia cardíaca (por ejemplo, hinchazón de tobillos/pies, cansancio inusual, aumento de peso inusual/repentino)

Suspenda el uso de este medicamento y busque atención médica de urgencia si presenta cualquiera de los siguientes efectos secundarios muy graves:

  • desmayos
  • respiración lenta/irregular/superficial
  • signos de problemas renales (por ejemplo, cambios en el volumen de orina).
  • somnolencia intensa, gran dificultad para despertarse
  • fiebre sin motivo aparente
  • dolor de cabeza persistente/intenso
  • rigidez en la nuca sin motivo aparente
  • convulsiones

En raras ocasiones, este medicamento puede causar enfermedad hepática grave, potencialmente mortal. Suspenda el uso de este medicamento y busque atención médica de urgencia si presenta cualquiera de los siguientes síntomas de daño hepático, incluyendo:

  • orina oscura
  • náuseas/vómitos persistentes
  • dolor estomacal/abdominal
  • ojos/piel amarillentos

Rara vez ocurre una reacción alérgica muy grave a este medicamento. Sin embargo, busque atención médica de urgencia si nota cualquier síntoma de una reacción alérgica grave, incluyendo:

  • erupción cutánea/ampollas
  • picazón/inflamación (especialmente en la cara/lengua/garganta)
  • mareos intensos
  • dificultad para respirar

Esta no es una lista completa de los posibles efectos secundarios. Comuníquese con su médico o farmacéutico si nota otros efectos no mencionados anteriormente.

En los Estados Unidos -

Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a la FDA al 1-800-FDA-1088 o en www.fda.gov/medwatch.

En Canadá - Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a Salud Canadá (Health Canada) al 1-866-234-2345.

Precauciones

Antes de tomar este medicamento, informe a su médico o farmacéutico si es alérgico al ibuprofeno, a la hidrocodona, a la aspirina, a otros AINE (por ejemplo, naproxeno, celecoxib), a analgésicos opioides (por ejemplo, hidrocodona con benzodiacepina, codeína, morfina, hidromorfona), o si padece de cualquier otra alergia. Este producto podría contener ingredientes inactivos que pueden causar reacciones alérgicas u otros problemas. Consulte a su farmacéutico para obtener más información.

Antes de usar este medicamento, informe a su médico o farmacéutico acerca de su historial médico, especialmente acerca de:

  • asma sensible a la aspirina (antecedentes de deterioro de la respiración, con secreción/congestión nasal, después de tomar aspirina u otros AINE)
  • anemia (recuento bajo de glóbulos rojos)
  • problema de sangrado o de coagulación
  • trastornos cerebrales (por ejemplo, lesión en la cabeza, tumor, convulsiones, derrame cerebral)
  • problemas respiratorios (por ejemplo, asma, apnea del sueño, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o "EPOC")
  • pólipos nasales (crecimientos en la nariz)
  • presión arterial alta
  • problemas cardíacos (por ejemplo, ritmo cardíaco irregular, ataque cardíaco reciente)
  • enfermedad hepática
  • trastornos mentales/anímicos (por ejemplo, confusión, depresión, pensamientos suicidas)
  • antecedentes personales o familiares de trastorno de adicción (por ejemplo, consumo excesivo de fármacos/drogas/alcohol o adicción a dichas sustancias).
  • problemas de estómago/intestino (por ejemplo, obstrucción, estreñimiento, diarrea causada por infecciones, íleo paralítico)
  • retención de líquido/hinchazón de tobillos/pies/manos
  • dificultades para orinar (por ejemplo, debido a próstata agrandada)
  • enfermedad de la vesícula biliar
  • enfermedad del páncreas (pancreatitis)

En ocasiones, el uso de medicamentos AINE, incluyendo ibuprofeno, puede causar problemas renales. Es más probable que se presenten problemas si está deshidratado, tiene insuficiencia cardíaca o enfermedad renal, es una persona de edad avanzada o si toma determinados medicamentos (consulte también la sección de Interacciones con otros medicamentos). Tome muchos líquidos según las indicaciones de su médico para prevenir la deshidratación e informe a su médico inmediatamente si nota algún cambio en el volumen de orina.

Este medicamento puede causar mareos o somnolencia. El alcohol o la marihuana (cannabis) pueden causarle más mareos o somnolencia. No maneje, use maquinaria ni lleve a cabo ninguna actividad que requiera estar alerta, hasta estar seguro de poder realizar estas actividades sin peligro. Evite el consumo de bebidas alcohólicas. Hable con su médico si está usando marihuana (cannabis).

Antes de someterse a una cirugía, informe a su médico o dentista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con o sin receta y los productos herbales).

Este medicamento puede causar sangrado estomacal. El consumo diario de alcohol o de tabaco, especialmente cuando se combina con este medicamento, puede aumentar el riesgo de sufrir sangrado estomacal. Evite consumir alcohol y deje de fumar. Consulte a su médico o farmacéutico para obtener información adicional.

Las personas de edad avanzada pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este fármaco, especialmente a mareos, somnolencia, confusión, sangrado del estómago, problemas renales y respiración lenta/superficial.

Los niños pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este medicamento, especialmente a la respiración lenta/superficial.

Durante el embarazo, sólo use este medicamento cuando sea claramente necesario. Podría causar daño fetal. Hable con su médico acerca de los riesgos y los beneficios. Lea también la sección de Advertencia.

Este medicamento pasa a la leche materna y puede provocar efectos no deseados en el lactante. Informe de inmediato al médico si su bebé presenta somnolencia inusual, dificultad para alimentarse o dificultad para respirar. Consulte a su médico antes de amamantar.

Interacciones con otros medicamentos

Consulte también la sección de Advertencia.

Las interacciones medicamentosas pueden cambiar la acción de sus medicamentos o aumentar su riesgo de sufrir efectos secundarios graves. Este documento no menciona todas las posibles interacciones entre medicamentos. Lleve consigo una lista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con receta, sin receta y productos herbales) y compártala con su médico y farmacéutico. No empiece, suspenda ni cambie la dosificación de ningún medicamento sin la aprobación de su médico.

Algunos productos que pueden interactuar con este medicamento incluyen:

  • aliskiren
  • inhibidores de la ECA (por ejemplo, captopril, lisinopril)
  • bloqueadores de los receptores de angiotensina II (por ejemplo, valsartán, losartán)
  • corticosteroides (por ejemplo, prednisona)
  • litio
  • naltrexona
  • pemetrexed
  • probenecid
  • ciertos analgésicos (agonistas-antagonistas mixtos de opioides como pentazocina, nalbufina, butorfanol)

Este medicamento puede aumentar el riesgo de sangrado cuando se toma con otros medicamentos que también pueden causar sangrado. Entre algunos ejemplos se incluyen fármacos antiplaquetarios como clopidogrel, anticoagulantes como dabigatrán/enoxaparina/warfarina.

Otros medicamentos pueden afectar la eliminación de hidrocodona/ibuprofeno de su organismo, lo cual podría afectar la efectividad de hidrocodona/ibuprofeno. Entre algunos ejemplos se incluyen antifúngicos azoles (por ejemplo, ketoconazol), antibióticos macrólidos (por ejemplo, eritromicina), medicamentos para el VIH (por ejemplo, ritonavir), rifamicinas (por ejemplo, rifabutina, rifampina), ciertos medicamentos anticonvulsivos (por ejemplo, carbamazepina, fenitoína).

Revise cuidadosamente las etiquetas de todos sus medicamentos de venta con o sin receta médica, para asegurarse de no tomar ibuprofeno u otros medicamentos para el dolor/fiebre (aspirina, antiinflamatorios no esteroides como celecoxib, ketorolaco o naproxeno). Estos fármacos son similares al ibuprofeno, por lo que tomar alguno de ellos mientras toma ibuprofeno puede aumentar su riesgo de sufrir efectos secundarios. Sin embargo, si su médico le ha indicado tomar aspirina en dosis baja para prevenir un ataque cardíaco o un derrame cerebral (generalmente en dosis de 81 a 325 miligramos al día), debe seguir tomándola, a menos que su médico le dé nuevas indicaciones.

El uso diario de ibuprofeno puede disminuir la capacidad de la aspirina para prevenir ataques cardíacos/derrames cerebrales. Hable con su médico acerca del uso de un medicamento diferente (por ejemplo, acetaminofeno) para tratar el dolor. Si tiene que tomar ibuprofeno, hable con su médico acerca de la posibilidad de tomar una formulación de aspirina de liberación inmediata (sin capa entérica/CE) mientras toma ibuprofeno. Tome este producto por lo menos 8 horas antes o por lo menos 30 minutos después de su dosis de aspirina. No aumente su dosis diaria de aspirina ni cambie la manera en que toma la aspirina/otros medicamentos sin la aprobación de su médico.

El riesgo de sufrir efectos secundarios graves (por ejemplo, respiración lenta/superficial, somnolencia/mareos intensos) puede aumentar si se toma este medicamento junto con otros productos que también pueden causar somnolencia o problemas respiratorios. Informe a su médico o farmacéutico si está tomando otros productos como otros analgésicos o antitusivos opioides (por ejemplo, codeína, oxicodona), alcohol, marihuana (cannabis), medicamentos para dormir o ansiolíticos (por ejemplo, alprazolam, lorazepam, zolpidem), relajantes musculares (por ejemplo, carisoprodol, ciclobenzaprina) o antihistamínicos (por ejemplo, cetirizina, difenhidramina).

Revise las etiquetas de todos sus medicamentos (por ejemplo, productos para las alergias o para la tos y el resfriado), porque podrían contener ingredientes que causan somnolencia. Consulte a su farmacéutico acerca del uso prudente de estos productos.

Este medicamento puede interferir con ciertas pruebas de laboratorio (incluyendo niveles de amilasa/lipasa), lo que podría producir resultados falsos de las pruebas. Asegúrese de que el personal de laboratorio y todos sus médicos sepan que usted usa este medicamento.

Sobredosis

En caso de presentar síntomas graves de sobredosis, como pérdida del conocimiento o dificultades respiratorias, administre naloxona si la tiene, luego llame al 911. Si la persona está despierta sin síntomas, llame inmediatamente a un centro de control de intoxicaciones. Los residentes de EE.UU. pueden llamar a su centro local de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222. Los residentes de Canadá pueden llamar a un centro provincial para el control de intoxicaciones. Entre los síntomas de una sobredosis se incluyen respiración lenta, ritmo cardíaco acelerado/lento/irregular, coma.

Notas

No comparta este medicamento con nadie. La ley prohíbe compartir medicamentos.

Periódicamente pueden realizarse pruebas de laboratorio/médicas (por ejemplo, pruebas de función renal) para supervisar los efectos secundarios. Consulte a su médico para obtener más información.

Le han recetado este medicamento únicamente para su afección actual. No lo use más adelante para otra afección, a menos que se lo indique su médico. Es posible que necesite un medicamento diferente en tal caso.

Pregunte a su médico o farmacéutico si debe tener disponible naloxona para tratar una sobredosis de opioides. Enseñe a su familia o a las personas con las que vive acerca de los signos de una sobredosis de opioides y cómo tratarla.

Dosis omitida

Si toma este medicamento en horas fijas y se olvida de una dosis, tómela en cuanto se acuerde. Si se acerca la hora de la siguiente dosis, no tome la dosis omitida. Tome su siguiente dosis a la hora que le toque normalmente. No duplique la dosis para compensar por la dosis omitida.

Conservación

Guarde este producto a temperatura ambiente, protegido de la luz y la humedad. Las diferentes marcas de este medicamento pueden tener diferentes requisitos de conservación. Lea la etiqueta del empaque o consulte a su farmacéutico para saber cuáles son los requisitos de conservación de su producto. No lo guarde en el cuarto de baño. Mantenga todos los medicamentos fuera del alcance de los niños y las mascotas.

No deseche medicamentos en el inodoro ni en el desagüe a menos que se lo indiquen. Deseche apropiadamente este producto cuando se cumpla la fecha de caducidad o cuando ya no lo necesite. Lea la Guía del medicamento o consulte a su farmacéutico o a su compañía local de eliminación de desechos para obtener más información.

Nota importante

CÓMO USAR ESTA INFORMACIÓN: Este es un resumen y NO contiene toda la información disponible de este producto. Esta información no garantiza que este producto sea seguro, eficaz o apropiado para usted. Esta información no es una consulta médica individualizada y no pretende sustituir la opinión médica de su profesional sanitario. Siempre consulte a su profesional sanitario para obtener información más completa sobre este producto y sus necesidades sanitarias específicas.

Última actualización mayo 2019.

Tomado de NATIONAL DRUG DATA FILE (NDDF) la información incluida tiene la autorización y los derechos de autor de First Databank, Inc., 2019. Este material con derechos de autor fue descargado de un proveedor de información autorizado.

La presente información tiene como objetivo suplementar, no substituir, la experiencia y la opinión de su profesional de la salud. Debe consultar con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento, cambiar su dieta alimenticia o comenzar o discontinuar cualquier tratamiento.