Zonegran 25 mg capsule

Cargando...

Esta fotografía es un ejemplo de este medicamento.

Nombre del medicamento

Nombre genérico:
Zonisamida - oral

Marca de fábrica común name(s):
Zonegran

Usos

La zonisamida se usa junto con otros medicamentos para prevenir y controlar las convulsiones (epilepsia). La zonisamida es un anticonvulsivo de la familia de las sulfonamidas y un inhibidor de la anhidrasa carbónica. No se sabe cómo actúa la zonisamida para prevenir las convulsiones.

Modo de empleo

Lea la Guía del medicamento que su farmacéutico le facilita antes de tomar zonisamida y cada vez que renueve su receta. Si tiene preguntas, consulte a su médico o farmacéutico.

Tome este medicamento por vía oral, según las indicaciones de su médico, generalmente 1 ó 2 veces al día con o sin alimentos. Trague las cápsulas enteras. Para prevenir la formación de cálculos renales mientras toma este medicamento, beba muchos líquidos, a menos que su médico le dé otras indicaciones.

La dosificación dependerá de su afección médica y respuesta al tratamiento. Es muy importante seguir exactamente las indicaciones de su médico con respecto a la dosificación. Su médico le indicará que empiece con una dosis baja que aumentará gradualmente. Pueden pasar varias semanas o meses para encontrar la mejor dosis para usted y para que reciba los beneficios completos de este medicamento.

Para beneficiarse al máximo de este medicamento, úselo regularmente. Este medicamento es más eficaz cuando su concentración en el organismo se mantiene constante. Para recordar más fácilmente y mantener un nivel constante, tome la zonisamida a la misma hora cada día.

No suspenda este medicamento sin antes consultar a su médico. Algunas afecciones pueden empeorar si lo suspende repentinamente. Es posible que sea necesario reducir su dosis gradualmente.

Informe a su médico si su afección no mejora o empeora.

Efectos secundarios

Puede causar mareos, somnolencia, dificultad para dormir, falta de coordinación, pérdida del apetito, diarrea o visión doble. Informe lo antes posible a su médico o farmacéutico si cualquiera de estos efectos persiste o empeora.

Recuerde que su médico le ha recetado este medicamento porque ha determinado que el beneficio para usted es mayor que el riesgo de sufrir los efectos secundarios. Mucha gente que usa este medicamento no presenta efectos secundarios graves.

Notifique de inmediato a su médico si presenta cualquier efecto secundario poco probable pero grave, incluyendo:

  • problemas mentales/anímicos (como confusión, dificultad para concentrarse, problemas de memoria, agitación, irritabilidad)
  • problemas del habla
  • menor sudoración
  • dolor repentino en la espalda/costado/abdomen
  • dolor al orinar

Una pequeña cantidad de personas que toma anticonvulsivos para cualquier afección (por ejemplo, convulsiones, trastorno bipolar, dolor), puede presentar problemas de depresión, pensamientos/intentos suicidas u otros problemas mentales/anímicos. Informe de inmediato a su médico si usted o su familia/proveedor de cuidados de salud notan cualquier cambio inusual/repentino en su estado de ánimo, pensamientos o comportamiento, incluyendo señales de depresión, pensamientos/intentos suicidas, pensamientos de hacerse daño.

Este medicamento puede causar un grave problema metabólico (acidosis metabólica). Busque atención médica de inmediato si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • dolor/fractura de huesos
  • respiración rápida
  • ritmo cardíaco acelerado/irregular
  • cansancio repentino/sin razón aparente
  • somnolencia intensa/dificultad para mantenerse despierto

Busque atención médica de urgencia si presenta cualquier efecto secundario muy grave, incluyendo:

  • fácil aparición de moretones/sangrado
  • signos de problemas renales (por ejemplo, cambios en el volumen de la orina, orina rosada/con sangre)
  • signos de problemas hepáticos (por ejemplo, náuseas/vómitos persistentes, pérdida de apetito, dolor estomacal/abdominal, ojos/piel amarillentos, orina oscura)

Rara vez ocurre una reacción alérgica muy grave a este medicamento. Sin embargo, busque atención médica de inmediato si nota cualquier síntoma de una reacción alérgica grave, incluyendo:

  • fiebre
  • ganglios linfáticos hinchados
  • erupción cutánea
  • picazón/inflamación (especialmente en cara/lengua/garganta)
  • mareos intensos
  • dificultad para respirar

Esta no es una lista completa de los posibles efectos secundarios. Comuníquese con su médico o farmacéutico si nota otros efectos no mencionados anteriormente.

En los Estados Unidos -

Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a la FDA al 1-800-FDA-1088 o en www.fda.gov/medwatch.

En Canadá - Llame a su médico para consultarlo acerca de los efectos secundarios. Puede reportar efectos secundarios a Salud Canadá (Health Canada) al 1-866-234-2345.

Precauciones

Antes de tomar zonisamida, informe a su médico o farmacéutico si es alérgico a ésta o si padece de cualquier otra alergia. Este producto podría contener ingredientes inactivos que pueden causar reacciones alérgicas u otros problemas. Consulte a su farmacéutico para obtener más información.

Antes de usar este medicamento, informe a su médico o farmacéutico acerca de su historial médico, especialmente acerca de:

  • enfermedad hepática
  • enfermedad renal (por ejemplo, cálculos renales)
  • problemas pulmonares/respiratorios
  • diarrea crónica
  • desequilibrio metabólico (acidosis metabólica)
  • un régimen alimenticio especial (dieta alta en grasas)
  • problemas mentales/anímicos (por ejemplo, depresión, psicosis)

Este medicamento puede causar mareos o somnolencia. El alcohol o la marihuana (cannabis) pueden causarle más mareos o somnolencia. No maneje, use maquinaria ni lleve a cabo ninguna actividad que requiera estar alerta, hasta estar seguro de poder realizar estas actividades sin peligro. Evite el consumo de bebidas alcohólicas. Hable con su médico si está usando marihuana (cannabis).

Antes de someterse a una cirugía, informe a su médico o dentista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con o sin receta y los productos herbales).

Este medicamento puede reducir la sudoración, lo cual le hace más propenso a sufrir un golpe de calor. Evite las actividades que podrían causarle sobrecalentamiento tales como, realizar trabajos vigorosos o hacer ejercicio extenuante en clima caluroso, o bañarse en jacuzzi. Cuando haga calor, tome mucho líquido y lleve puesto ropa ligera. Si se sobrecalienta, busque un sitio para refrescarse y descansar. Busque atención médica de urgencia si presenta una fiebre que no se quita, cambios mentales/anímicos, dolor de cabeza o mareos.

Las personas de edad avanzada pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este medicamento, especialmente a mareos, aturdimiento o falta de coordinación. Estos efectos secundarios pueden aumentar el riesgo de sufrir caídas.

Los niños pueden ser más sensibles a los efectos secundarios del medicamento, especialmente a la disminución de sudoración, golpe de calor o desequilibrio metabólico.

Durante el embarazo, sólo use este medicamento cuando sea claramente necesario. Podría causar daño fetal. Sin embargo, ya que las convulsiones no tratadas son una afección grave que puede hacerle daño tanto a la madre como al feto, no suspenda el uso de este medicamento a menos que su médico se lo indique. Si está planeando un embarazo, queda embarazada o cree que podría estarlo, hable inmediatamente con su médico acerca de los beneficios y los riesgos de usar este medicamento durante el embarazo.

Este medicamento pasa a la leche materna. Consulte a su médico antes de amamantar.

Interacciones con otros medicamentos

Las interacciones medicamentosas pueden cambiar la acción de sus medicamentos o aumentar su riesgo de sufrir efectos secundarios graves. Este documento no menciona todas las posibles interacciones entre medicamentos. Lleve consigo una lista de todos los productos que usa (incluidos los medicamentos con receta, sin receta y productos herbales) y compártala con su médico y farmacéutico. No empiece, suspenda ni cambie la dosificación de ningún medicamento sin la aprobación de su médico.

Algunos productos que pueden interactuar con este medicamento incluyen:

  • inhibidores de la anhidrasa carbónica (por ejemplo, acetazolamida)
  • orlistat

Otros medicamentos pueden afectar la eliminación de zonisamida de su organismo, lo que afectará el funcionamiento de la zonisamida. Entre estos medicamentos se encuentran otros fármacos anticonvulsivos (por ejemplo, fenobarbital, fenitoína, primidona), rifamicinas como rifabutina, hierba de San Juan. Si usa estos medicamentos, su médico quizá tenga que ajustar su dosis de zonisamida.

Informe a su médico o farmacéutico si también está tomando otros productos que pueden causar somnolencia, incluyendo alcohol, marihuana (cannabis), antihistamínicos (por ejemplo, cetirizina, difenhidramina), medicamentos para dormir o ansiolíticos (por ejemplo, alprazolam, diazepam, zolpidem), relajantes musculares y analgésicos narcóticos (por ejemplo, codeína).

Revise las etiquetas de todos sus medicamentos (por ejemplo, productos para las alergias y para la tos y el resfriado), porque podrían contener ingredientes que causan somnolencia. Consulte a su farmacéutico acerca del uso prudente de estos productos.

Sobredosis

En caso de presentar síntomas graves de sobredosis, como pérdida del conocimiento o dificultades para respirar, llame al 911. Para situaciones menos urgentes, llame inmediatamente a un centro de control de intoxicaciones. Los residentes de EE.UU. pueden llamar a su centro local de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222. Los residentes de Canadá pueden llamar a un centro provincial para el control de intoxicaciones. Entre los síntomas de una sobredosis se incluyen respiración lenta/superficial, mareos intensos, pérdida del conocimiento.

Notas

No comparta este medicamento con nadie.

Periódicamente deben realizarse análisis de laboratorio y/o pruebas médicas (por ejemplo, pruebas de función renal, niveles de bicarbonato, hemogramas completos) para supervisar su evolución o detectar efectos secundarios. Consulte a su médico para obtener más información.

Dosis omitida

Es importante tomar cada dosis siguiendo el régimen de dosificación. Si omite una dosis, tómela en cuanto se acuerde. Si se acerca la hora de la siguiente dosis, no tome la dosis omitida y regrese a su régimen de dosificación. No duplique la dosis para ponerse al día.

Conservación

Guarde este producto a temperatura ambiente, protegido de la luz y la humedad. No lo guarde en el cuarto de baño. Mantenga todos los medicamentos fuera del alcance de los niños y las mascotas.

No deseche medicamentos en el inodoro ni en el desagüe a menos que se lo indiquen. Deseche apropiadamente este producto cuando se cumpla la fecha de caducidad o cuando ya no lo necesite. Consulte a su farmacéutico o a su compañía local de eliminación de desechos para obtener mayor información sobre cómo desechar de forma segura su producto.

Alerta médica

Si se presenta una emergencia médica, su afección podría causarle complicaciones. Para obtener información sobre la suscripción a MedicAlert, llame al 1-888-633-4298 (EE.UU.) o al 1-800-668-1507 (Canadá).

Nota importante

CÓMO USAR ESTA INFORMACIÓN: Este es un resumen y NO contiene toda la información disponible de este producto. Esta información no garantiza que este producto sea seguro, eficaz o apropiado para usted. Esta información no es una consulta médica individualizada y no pretende sustituir la opinión médica de su profesional sanitario. Siempre consulte a su profesional sanitario para obtener información más completa sobre este producto y sus necesidades sanitarias específicas.

Última actualización octubre 2018.

Tomado de NATIONAL DRUG DATA FILE (NDDF) la información incluida tiene la autorización y los derechos de autor de First Databank, Inc., 2019. Este material con derechos de autor fue descargado de un proveedor de información autorizado.

La presente información tiene como objetivo suplementar, no substituir, la experiencia y la opinión de su profesional de la salud. Debe consultar con su profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento, cambiar su dieta alimenticia o comenzar o discontinuar cualquier tratamiento.