Generalidades de la prueba

Una prueba de glucohemoglobina, o hemoglobina A1c, es un análisis de sangre que revisa la cantidad de azúcar (glucosa) unida a la hemoglobina en los glóbulos rojos. Las personas que tienen diabetes u otras afecciones que elevan sus niveles de glucosa en la sangre tienen más glucohemoglobina (azúcar ligada a la hemoglobina) de lo normal.

Una prueba de A1c puede usarse para diagnosticar prediabetes o diabetes. La prueba de A1c revisa el control de los niveles de glucosa en la sangre a largo plazo en las personas con diabetes. La mayoría de los médicos piensan que revisar el nivel de A1c es la mejor manera de determinar lo bien que una persona está controlando su diabetes. Esta prueba puede hacerse con sangre extraída de una vena. A veces, la prueba de A1c puede hacerse con sangre extraída con un pinchazo en el dedo.

Una prueba de glucosa en la sangre realizada en el hogar mide el nivel de glucosa en la sangre presente únicamente en ese momento. Los niveles de glucosa en la sangre cambian durante el día por muchas razones, incluyendo medicamentos, dieta, ejercicios y el nivel de insulina en la sangre.

Resulta útil para una persona con diabetes tener información sobre el control a largo plazo de los niveles de azúcar en la sangre. El resultado de la prueba de A1c no varía con ningún cambio reciente en la dieta, en el ejercicio o en los medicamentos.

La glucosa se une a la hemoglobina en los glóbulos rojos a un ritmo constante. Debido a que los glóbulos rojos viven entre 3 y 4 meses, la prueba de A1c indica cuánta glucosa hay en el plasma de la sangre. Esta prueba indica lo bien que se ha controlado la diabetes durante los últimos 2 o 3 meses y si debe cambiarse su plan de tratamiento para la diabetes o no.

La prueba de A1c también puede ayudar a su médico a determinar lo alto que es el riesgo de que tenga problemas a causa de la diabetes, como insuficiencia renal, problemas de la vista y entumecimiento en las piernas o en los pies. Mantener su nivel de A1c dentro de los límites deseados puede bajar su probabilidad de tener problemas.

Por qué se hace

Esta prueba se realiza a fin de:

  • Diagnosticar prediabetes y diabetes.
  • Revisar su tratamiento para la diabetes.

Cómo prepararse

No es necesario que deje de comer antes de realizarse una prueba de A1c. Esta prueba puede realizarse en cualquier momento durante el día e, incluso, después de una comida.

Cómo se hace

El profesional de la salud que le tome una muestra de sangre:

  • Le colocará una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo para detener el flujo de sangre. Esto hace que las venas por debajo de la banda se dilaten y sea más fácil insertar la aguja en la vena.
  • Limpiará con alcohol el lugar de inserción de la aguja.
  • Insertará la aguja en la vena. Es posible que necesite más de un pinchazo con la aguja.
  • Conectará un tubo a la aguja para llenarlo de sangre.
  • Le retirará la banda del brazo cuando haya extraído suficiente sangre.
  • Colocará una almohadilla de gasa o una bolita de algodón en el sitio de la punción al extraer la aguja.
  • Hará presión en el sitio y después le pondrá una venda.

Qué se siente

La muestra de sangre se toma de una vena del brazo. Se coloca una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo. Es posible que la sienta apretada. Es posible que no sienta la aguja en absoluto, o que sienta un rápido piquete o pinchazo.

Riesgos

Análisis de sangre

Las probabilidades de que surja un problema a partir de la extracción de una muestra de sangre de una vena son muy bajas.

  • Le puede salir un pequeño moretón en el sitio de la punción. Usted puede reducir las probabilidades de que se le haga un moretón aplicando presión en el lugar durante varios minutos.
  • En casos poco comunes, la vena puede hincharse después de que le tomen la muestra de sangre. Este problema se llama flebitis. Para tratarla, se puede aplicar una compresa tibia varias veces al día.

Resultados

A1c es un análisis de sangre que mide la cantidad de azúcar (glucosa) adherida a la hemoglobina. El resultado se indica en forma de porcentaje. El resultado de su prueba de A1c también puede utilizarse para calcular su nivel promedio de azúcar en la sangre. Esto se llama promedio estimado de glucosa (eAG, por sus siglas en inglés). Su médico tendrá los resultados de su prueba en unos pocos días.

Los criterios de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association o ADA, por sus siglas en inglés) para diagnosticar la diabetes incluyen la opción de hacer una prueba de A1c. Su médico puede repetir la prueba para confirmar el diagnóstico de diabetes.

Normales

Cada laboratorio tiene límites diferentes para lo que es normal. El informe de su prueba de laboratorio debería incluir los límites que usa su laboratorio para cada prueba. Los límites normales son solo una guía. Su médico también evaluará sus resultados basándose en su edad, salud y otros factores. Un valor que no se halla dentro de los límites normales todavía podría ser normal para usted.

Hemoglobina A1c nota 1

Normal


Menos de 5.7%

Prediabetes (aumenta el riesgo de tener diabetes)


5.7%–6.4%

Diabetes


6.5% y más

Si usted tiene diabetes, hable con su médico sobre su plan de tratamiento de la diabetes y su meta para A1c.

A1c y promedio estimado de glucosa (eAG) nota 1

% de A1c

Promedio estimado de glucosa en el plasma ( mg/dL)

Promedio estimado de glucosa en el plasma ( mmol/L)

6%


126


7.0

7%


154


8.6

8%


183


10.2

9%


212


11.8

10%


240


13.4

11%


269


14.9

12%


298


16.5

Valores altos

Algunas afecciones médicas pueden aumentar los niveles de A1c, pero aun así es posible que los resultados estén dentro de los límites normales. Estas afecciones incluyen el síndrome de Cushing, el feocromocitoma y el síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés).

El tratamiento con corticosteroides aumenta el nivel de A1c.

Qué afecta esta prueba

Los motivos por los que es posible que usted no pueda realizarse la prueba o que los resultados no sean útiles incluyen:

  • Haber tenido una pérdida de sangre grave o una transfusión de sangre en los últimos 3 meses.
  • Tener determinadas afecciones médicas, como la anemia de células falciformes, la anemia hemolítica, algunos tipos de talasemia o enfermedades graves de los riñones.
  • Estar en hemodiálisis.
  • Tomar medicación con eritropoyetina (ESA).
  • Estar en el segundo o el tercer trimestre del embarazo.
  • Haber tenido una extracción del bazo. Esto cambia el ciclo de vida normal de los glóbulos rojos y los niveles de A1c.

Para pensar

  • Si usted tiene diabetes, es posible que su médico le recomiende que se realice una prueba de A1c con una frecuencia de 3 a 6 meses, según lo bien que usted esté alcanzando las metas de su tratamiento.
  • Algunas personas que tienen diabetes tienen niveles normales de A1c en la etapa temprana del desarrollo de la enfermedad.
  • Los niveles de A1c pueden ser normales en algunas personas que tienen diabetes no tratada y determinadas afecciones médicas, como la anemia de células falciformes, la anemia hemolítica, enfermedades graves de los riñones o un embarazo.
  • Los niveles de A1c no son útiles para detectar el nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia).
  • La prueba de A1c no reemplaza la necesidad de hacerse otras pruebas regulares de glucosa, incluyendo revisarse el azúcar en la sangre en el hogar y un análisis de glucosa en la sangre en forma periódica.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American Diabetes Association (2019). Standards of medical care in diabetes—2019. Diabetes Care, 42(Suppl 1): S1–S193. Accessed December 17, 2018.

Créditos

Revisado: 16 abril, 2019

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica: E. Gregory Thompson MD - Medicina interna
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Adam Husney MD - Medicina familiar
Matthew I. Kim MD - Endocrinología
David C.W. Lau MD, PhD, FRCPC - Endocrinología